¿Cómo cuidar un bonsai?

Existe la creencia que dice que cuidar un bonsai es misión imposible y acaban muriendo.  Pero la realidad es otra, y es que ni de lejos es tan difícil como se cree habitualmente.

Si bien es cierto que no es tarea simple, y más para quién empieza en este bello arte.

El cultivo del Bonsai (palabra de origen japonés, bon = “bandeja” y sai = “cultivar”) es un arte milenario de aproximadamente 2000 años de antigüedad. Y a pesar de lo que muchos piensan no es de origen japonés. Comenzaron a cultivarlo e incluso a rendirle culto los monjes taoístas de China, allí conocido como “Penjing”.

Y ahora dejémonos de historias y pasemos a la pregunta del millón,  ¿como cuidar un bonsai?

 

 

Información sobre cómo cuidar un bonsai 

 

➣  Ubicación de un bonsai

Para empezar en debonsai.com vamos a desmentir otra falsa teoría. Los bonsáis de interior No Existen.

El bonsai es un árbol, y como tal, necesita de sol, tierra y agua para crecer y gozar de buena salud, esta es una de las razones por la que a algunas personas se les muere tan rápido.

Éste necesita estar expuesto al sol, viento, calor o frío, casi en las mismas condiciones que si estuviera en plena naturaleza, todo esto siempre que quieras verlo en su máximo esplendor.

No obstante, las especies tropicales y subtropicales, pueden aguantar durante más tiempo el ambiente artificial de una casa.

Hay personas que por espacio u otros motivos no disponen de un lugar exterior, en una situación como esta, la única solución es tenerlo dentro.

Si sólo puedes tenerlo en interior, ubícalo en una ventana que le dé sol todo lo posible o al menos cerca de una ventana que reciba mucha luz. Y no andes moviéndolo de ventana en ventana para que reciba más horas de luz, de esta manera lo único que conseguirás es que no se adapte al lugar.

Si a los pocos días de haberte regalado o comprado un bonsai tira algunas hojas, no te asustes, es normal que lo haga. Los árboles pueden tirar hojas ante situaciones de estrés, en éste caso por cambiarlos mucho de lugar. Si tiene ramas secas córtaselas, te lo agraderá, y ten paciencia, en unos días o alguna semana comenzará a brotar.

 

➣  El riego

La mejor forma de regarlo es con una regadera con agujeros finos o una alternativa bastante más económica es coger una botella de plástico y hacerle unos pequeños agujeros al tapón.

Dependiendo de la época del año, horas de sol, dimensiones de la maceta, etc, el momento de riego variará.

No tienes porque regarlo todos los días, o cada dos días. Debes hacerlo cuando el bonsai te lo pida, esto es, cuando la parte superficial de la tierra comience a secarse. No esperes a que esté completamente seca, no hay que olvidar que el árbol está en una pequeña maceta, por esto es un bonsai.

Muy importante es no dejar la tierra encharcada, regar hasta comprobar que el agua sale por los agujeros que tiene abajo (agujeros de drenaje) . En caso de que el agua no salga significaría que está acumulada, con lo que habrá que trasplantar o se pudrirán las raíces.

 

Otros cuidados de un bonsai

 

➣  El trasplante de un bonsai

Como hemos dicho anteriormente, y solamente en caso de que el agua se quede acumulada, haremos una comprobación. Sumergimos toda la maceta en agua, si la tierra no suelta burbujas, significaría que está compactada, no dejará pasar el agua y pueden pudrirse las raíces.

Dado el caso anterior procederemos a trasplantar.

 

1– Sacamos el bonsai de su maceta, desenredamos las raíces y quitamos la tierra vieja.

2– Acto seguido recortamos algunas de las raíces más gruesas, y las puntas de las raíces finas, consiguiendo con esto rejuvenecer el bonsai y que siga creciendo con fuerza.

3– También aprovechamos para podar un poco la parte aérea, ya que al haber cortado raíces, necesita equilibrarse. No te preocupes por cortar, tu bonsai te lo agradecerá.

4– Cruzamos dos alambres por los agujeros de drenaje para aguantar el bonsai y que éste no pueda salirse de la maceta.

5– Cubrimos con el nuevo sustrato e intentamos que no queden bolsas de aire.

6– Por último, regar de forma abundantemente durante los dos primeros riegos.

 

Durante el mes siguiente tendremos que tenerlo en la sombra y no dejar que el sustrato se seque por completo.

Normalmente el bonsai debe ser trasplantado cada dos o tres años para renovar la tierra y rejuvenecerlo, generalmente en primavera. Pero debido a un imprevisto, como es el caso anterior, debemos hacerlo de urgencia.

 

➣  Abonado

Al no encontrarse en el campo, donde puede alimentarse libremente, sino que está en una maceta con espacio y nutrientes limitados, debemos ser nosotros quienes lo alimentemos.

Se recomienda abonar durante la primavera y el otoño, haciendo una parada en los meses más calurosos del año (verano) y en los más fríos (invierno), épocas en la que el árbol no se encuentra en fase de crecimiento.

En nuestra sección de abonos encontrarás más información con respecto a esto.

 

Otros conceptos básicos y Técnicas sobre como cuidar un bonsai

 

Algunas de las Técnicas que hay que emplear para cultivar y cuidar de un bonsai son:

 

➣  La poda

Podemos dividir en 3 tipos de poda:

1- Poda de formación

Es una poda profunda para dar al árbol su forma básica, según el estilo que elijamos para él.

2- Poda de mantenimiento

Para mantener y dar la forma específica que queramos que éste tenga.

3- Poda de raices

Para provocar que se generen nuevas raíces, y por lo tanto nuevas raicillas, que son las que estimulan el crecimiento. De esta manera ayudamos a mantener la buena salud del árbol. Podamos entre 1/3 y 2/3 del total de las raíces, sin olvidar que tendremos que llevar el equilibrio a la parte aérea.

 

 

➣  El pinzado

Se despuntan las ramas jóvenes. Con esto conseguimos acortar la ramificación, dando más vigor a nuestro bonsai.

 

➣  alambrado

Con esta técnica conseguimos doblar y colocar las ramas en el lugar que deseamos.

 

 

Y como en debonsai.com nos encanta desmontar falsas creencias del bonsai, vamos a desmontar la última por que esto se acaba.

El bonsai no es un árbol modificado genéticamente, ni un tipo de árbol que no crece más.

Es un árbol o arbusto normal, que gracias a las técnicas que hemos visto anteriormente y alguna más, conseguimos darle apariencia de árbol viejo, que viva en perfectas condiciones en una pequeña maceta, y que siga creciendo y creciendo durante toda su vida, que puede ser muy muy larga.

Por consiguiente, núnca creáis cuando hablan de semillas de bonsai, porque No Existen.

 

Si alguna vez te has preguntado como cuidar un bonsai aquí tienes el tutorial con los conceptos básicos que en debonsai.com hemos creado para ti, para que cuando tengas uno, no tengas ningún problema para mantenerlo contigo durante muchos años.

 

 

Además de información sobre como cuidar un bonsai,  en esta web encontrarás:

 

 

 

 

Aviso legal y política de cookies

© 2018 debonsai.com – Todos los derechos reservados.

Danos tu puntuación
[Total: 14 Average: 4.5]